Make your own free website on Tripod.com

 

KINSEY

 

Título original: "Kinsey"
País y año:  EE.UU.  (2004)
Género: Drama   Duración: 118'

Reparto:

Timothy Hutton, William Sadler, Liam Neeson, Peter Sarsgaard, Tim Curry, Oliver Platt, John Lithgow, Chris O'Donnell, Laura Linney, Gore Vidal

Director: Bill Condon

Guionista: Bill Condon

Musica: Carter Burwell

Producción: Francis Ford Coppola, Gail Mutrux

 

 


Sinopsis:   Liam Neeson es Kinsey, un hombre que en 1948 cambió la cultura americana creando una gran sensación con su libro "El comportamiento sexual en los varones". Con él consiguió que cientos de personas se preguntaran sobre los aspectos más íntimos de sus vidas, aumentando la duda y la vergüenza en una sociedad donde el sexo era algo prohibido. Su trabajo se convirtió en uno de los debates más intensos del siglo pasado.

 

  Liam Neeson (protagonista de Kinsey) opina que "EEUU sufre una tremenda esquizofrenia con el sexo"

El intérprete irlandés encarna a  Alfred  Kinsey,  el polémico investigador de la sexualidad norteamericana en los años 40 y 50 en un filme del director gay Bill Condon.

Liam Neeson es especialista en encarnar héroes reales. Desde el empresario Oskar Schlinder al líder escocés Rob Roy, pasando por el rebelde irlandés Michael Collins. No sorprende entonces que Neeson fuera el elegido para dar vida al polémico Alfred C. Kinsey, un científico que hace 50 años hizo temblar a la sociedad norteamericana con sus estudios sobre el comportamiento sexual de hombres y mujeres.
Hoy, dentro del clima conservador que vuelve a reinar en EEUU, el filme ha sido escrutado y vilipendiado en gran parte del país. Neeson, que vive en Nueva York con su esposa, la actriz Natasha Richardson y sus dos hijos, no se extraña de la controversia provocada por la película. "Vivimos en una sociedad hipócrita y bastante confundida, que se escandaliza de una película que habla de algo tan fundamental en la vida del ser humano, como es el sexo". La película esta pronta a estrenarse en Lima. Les trascribimos una entrevista publicada por EL PERIÓDICO de Cataluña.

--¿Qué opinión le merece la labor del profesor Kinsey?
--Creo que hizo un trabajo extraordinario levantando la tapa de ese aspecto de nuestra humanidad que había permanecido siempre oculto. La sexualidad nos identifica como especie pero sigue siendo la parte menos entendida de nuestra existencia. Kinsey valoró ese tremendo vacío en el conocimiento humano y por ello quiso llenarlo con sus hallazgos. Con su trabajo quiso transmitir un mensaje de tolerancia y aceptación hacia los demás.

--Pero al mismo tiempo él tenía muchas dudas y conflictos internos. ¿Encontró contradicciones en el personaje, como le ocurre a cualquier héroe de tragedia?
--No, no me parece que fuera un hombre contradictorio, pero sí muy complejo, como le ocurre a la mayoría de hombres y mujeres que han alcanzado grandes logros.

--Se le acusó de tener comportamientos aberrantes.
--No creo que su comportamiento fuera aberrante. Lo que ocurre es que él utilizó su propia sexualidad como plataforma para sus investigaciones. Hubo mucha polémica cuando se descubrió que él y su equipo hicieron documentales en el ático de su casa para demostrar el comportamiento heterosexual y homosexual, pero él lo racionalizaba como un estudio científico, con una pareja copulando mientras otra persona les tomaba el pulso o medía la respiración. Todo era muy clínico.

--Una de las escenas más polémicas del filme muestra a uno de los alumnos besando al profesor Kinsey. ¿Tuvo algún reparo a la hora de llevar esto a la pantalla?
--Era una escena muy importante en la película y lo que más me preocupó fue llevarla a cabo de forma correcta. Confié en la sensibilidad del director Bill Condon, que es gay, a la hora de coreografiar ese beso. Y no, no fue nada traumático besar a otro hombre. Hubo que repetir varias veces la escena, así que ya entiendo que a las mujeres les moleste una barba sin afeitar.

--¿El sexo sigue siendo un tabú?
--Es la parte más fundamental de nuestra vida. Supongo que todos necesitamos una pauta de comportamiento y una guía para funcionar en la vida, pero está claro que la sociedad, sobre todo la norteamericana, sufre una tremenda esquizofrenia con respecto al sexo. Por un lado se censura y por otro se envían continuamente mensajes subliminales dentro de la cultura pop. Lo vemos en la música, en la moda y en algunos de los programas más populares de la tele.

--Próximamente le veremos en El reino de los cielos, un filme sobre las cruzadas.
--Es una épica extraordinaria y puede que el mundo islámico no lo crea pero los cruzados no salen bien parados en ella. Ridley Scott ha hecho un magnífico trabajo, como siempre, huelga decir.